La Cucaracha

Vocero digital del Ejército de Pancho Villa

Luis García Montero no es nuestro candidato.

Se ha creado una ceremonia de la confusión, pretendiendo que Luis García Montero ha sido nombrado candidato por Izquierda Unida a la Comunidad de Madrid, pero la militancia de IU-Vicálvaro no reconoce ni respalda o asume ninguna designación de candidato por parte de una dirección que demuestra seguir trabajando en favor de intereses ajenos a Izquierda Unida.

Debido a sus reiterados incumplimientos de las resoluciones federales, la actual dirección de IUCM se ha situado fuera de la política de la organización y de espaldas al sentir mayoritario de la militancia y, al tiempo, mantiene a Pérez y Gordo, expulsados por IU Federal, en sus puestos en el Ayuntamiento y la Asamblea de Madrid. En consecuencia, la dirección de IUCM no está legitimada para tomar (y menos aun unilateralmente) una decisión tan trascendente como es la elección de la cabeza de la lista de IU a las elecciones autonómicas.

La militancia de Izquierda Unida de Madrid no ha elegido a Luis García Montero como candidato a las elecciones autonómicas. Ha sido designado a dedo por la dirección regional sin consultar a la base. Tania Sánchez Melero fue elegida en un proceso democrático y cualquier candidato/a que pretenda sustituirla deberá acudir al refrendo del mismo electorado, es decir, unas primarias. Y no hay excusa por falta de tiempo ya que el censo está hecho. Es más, esta maniobra mediática, que ha contado con el rápido respaldo de entidades y personajes que nada tienen que ver con nuestra organización, trata de ocultar que lo que se pretende es que el resto de la candidatura tampoco sea elegida en primarias por la militancia. No hay consenso; es una imposición.

Además, no es la primera vez que el poeta pone su prosa en contra de los intereses de Izquierda Unida: en las elecciones del 20 N de 2011 Luis García Montero hizo campaña en Euskadi contra Izquierda Unida, dando respaldo al escisionista Javier Madrazo y los suyos.

Seguimos luchando por una candidatura que una a la izquierda, no por una maniobra que tranquilice al poder. Y en ese proceso defenderemos gentes que probablemente no le gustarán a Prisa, ni a Baltasar Garzón, ni al PSOE, ni a Bankia

Resolución de la Asamblea de Izquierda Unida - Vicálvaro
Vicálvaro, 5 de marzo de 2015