La Cucaracha

Vocero digital del Ejército de Pancho Villa

Publicamos a continuación resolución del Ejército de Pancho Villa presentada para el debate de reflexión y debate abierto en Izquierda Unida.

Presentemos esta resolución para su debate en esta asamblea, dentro del proceso de reflexión y debate que nos propone la dirección federal para que desde las bases hablemos y propongamos propuestas:

En primer lugar aunque es un éxito innegable que hayamos multiplicado por 2,66 el resultado de las anteriores elecciones europeas, no es menos cierto que no hemos sido capaces de aprovechar las condiciones inmejorables que hemos tenido para tener un crecimiento espectacular de IU acorde a la creciente polarización social.

En segundo lugar nos felicitamos por lo que supone la entrada de millones de personas a la vida política, expresando en el terreno político tres años de movilizaciones contra los recortes y la política de La Troika. Más de un 18% a la izquierda del PSOE es la mejor noticia desde los años 70.

Sin embargo el análisis que nos traslada la dirección federal nos preocupa porque demuestra que no se es verdaderamente consciente de donde estamos y a lo que se enfrenta la organización. El surgimiento de Podemos pone en evidencia los errores que hemos cometido. 

Por todo esto presentamos esta resolución para trasladarla a los órganos de IU y en consecuencia al comite federal del 28 de junio.

IU debe proponer de aquí a las elecciones municipales y autonómicas la formación de un frente de izquierdas. Frente de izquierdas que debe negarse a aplicar cualquier recorte o a pactar con cualquier partido que proponga recortes de los derechos adquiridos. Dicho frente debe de empezar a configurarse por al base, entre las asambleas de base de IU , Podemeos, CHA y resto de fuerzas de izquierdas. Frente a las mesas de partidos de tan nefastas consecuencias, acuerdos cupulares o entre burocracias de los aparatos de los partidos, proponemos que sean los militantes de IU en primer lugar los que participemos en asambleas conjuntas con otras organizaciones para estructurar y plantear este frente de izquierdas.

IU debe convocar una conferencia programática para discutir en profundidad lo sucedido, haciendo un balance electoral y de perspectivas en septiembre.

IU defenderá en consecuencia la realización de primarias abiertas conjuntas a afiliados y simpatizantes de IU, Podemos, CHA... Con la elaboración de un censo conjunto.

IU concretará en un plazo de un mes la aplicación de la resolución aprobada en la X asamblea federal, referente a la limitación de los salarios a tres veces el SMI. Se publicará en la web los salarios de todos los cargos públicos, liberados y personal contratado en todas las federaciones.

IU revisara la aplicación concreta de su política en cada federación, municipio, etc, con respecto a las políticas de alianzas. En concreto en Zaragoza proponemos que hay que dejar que apoyar al católico y monárquico Belloch. IU debe negarse y oponerse a cualquier iniciativa del equipo municipal que profundicé en la política del pago de la deuda, disminución del gasto social, reducción de prestaciones, cesión de suelos públicos a entidades privadas, mantenimiento de las contratas (privatizaciones)... Votando en contra, y oponiéndose. Si Belloch prefiere continuar por ese camino mejor que se apoye en el PP.

Es inevitable un cambio en la dirección de IU en todos los ámbitos, dejando paso a caras nuevas que encarnen las nuevas formas políticas de democracia radical interna, aquellos que hasta ahora no han promovido primarias ni siquiera entre la militancia no pueden ahora aparecer como los impulsores de un cambio en la forma de elegir a los candidatos. Debemos mandar el mensaje a la sociedad de que tomamos nota de lo sucedido. Compañeros a los que agradecemos su labor en los últimos años, deben pasar a un segundo plano de forma inmediata contando con ellos para seguir aportando toda su experiencia acumulada, solo así será creíble nuestro cambio.

En Izquierda Unida no sobra nadie y no proponemos un simple baile de "nombres", pero de la misma forma pensamos que es la hora de una inexcusable revolución interna para construir una Izquierda radicalmente democrática y profundamente combativa. En consecuencia se debe dejar paso a nuevas generaciones de militantes que los hay y muchos, que son un ejemplo de lucha en sus trabajos, organizando las mareas, o las plataformas y que son un referente entre la sociedad.

Ejército de Pancho Villa

 

Relacionado:

Borrador. Balance del resultado de las elecciones europeas: Por un frente unido para derrotar a los Gobiernos de La Troika